Las Teorías

Si sobreviví a Crenshaw, puedo sobrevivir a Monterrey.

As epically as it sounds, I’m still alive. Por supuesto, que a pesar de la pésima confianza que han depositado todos en mí, Bambi no ha atacado aún. Que déjenme les cuento que eso cero me tranquiliza porque caminando estaba yo en una bella mañana de febrero, cuando veo un movimiento de reojo. Tipo que estaba solo, para variar, y el pinche venado asesino estaba como 30 metros adelante. Oh, Dior, entonces qué coño era lo que se movía a mi lado? La putada! Pues no me vengo a enterar ese día que no sólo está Bambi, sino también la novia, la mamá y la cría? Joder. El hijo de la gran puta está reuniendo al ejército!

Ah, pero el primer golpe lo di yo. Porque yo asesiné a Conejo.

I mean, cómo? O sea, mis roomies decidieron comprar un conejito. Y todos suspirando y acariciándolo mientras por su cabeza pasaba algo R-rated. Y después comenzó a cagar. Le temí a la vida el momento en que comenzó a hacer montículos de mierda más altos que mi cartón de caguamas. Ah, hmmm, eh, este… y que le bebo.

Pues claro que como matar es pecado, preferí tratarlo dulcemente y cocinarle sus verduritas yo mismo. Desgraciadamente se me cayó toda la botella de aceite en ellas. Si conocen el término “accidente”? No, I mean, really. Ah, sí… Anyway. Pues lo alimenté con vegetales cocidos por dos semanas; semanas en las que Cecy y yo salíamos a catar cheves.

Claro que después de una noche exitosa en Barrio Antiguo, Cecy decidió cogerse a mi roomie. Ah! Pero eso no fue el problema. Bueno, sí, hubo problemas, pero yo no hablo de tamaños a menos que sobrepasen los 15 cms. Too much information already? Y eso que aún no revelo que mi otra roomie los cachó en pleno.

Y su licenciatura es en Religión.

Claro que observó extasiada por dos largos minutos antes de arrojar al conejo de sus brazos al otro lado de la habitación.

Saldo: Conejo is gone de un infarto.

Y el cabrón se fue con más honores que Plácido Domingo, I mean, hasta una canción le compusimos en una peda Y CON MÚSICA incluída. Es que somos la mamada en verdad.

Total que en esas idas y venidas a Barrio Antiguo, terminamos en el Café Iguanas. OMG! Padre Nuestro, dónde lo habías escondido toda mi vida! Es que… Es que… Miren, el año pasado yo empedaba con champagne. Pues ahora lo menos que podía hacer era empedar con la bebida nacional: La caguama banquetera. Ahahah! Me mamé, me mamé, y es que además te la sirven en bolsita de papel. Bueno, era el detalle que faltaba para mi imagen de teporocho.

Also, algo tienen esas madres porque no logro llegar ni a la mitad cuando ya estoy stumbling y a punto de arrojarme a los brazos del primer extraño. Ah, sí, ah, el alcohol vuelve hasta al más difícil, fácil. Ah, sí… En fin que nunca duro más de una hora ahí antes de ya estar formado en la fila de los hochos para bajarmer el pedo. Ah, porque por supuesto que ya no me sacan de ahí! O sea, el jueves ya es toda una institución ese lugar.

Claro que en uno de esos jueves conocí a la zorra mayor, la líder en la escala: Thalía. Quien declaró estar enamorada. No, I mean, después del shock inicial (que se me ha bajado la caguama) me explica Cecy que no es tan terrible como se oye: Mira Mauuu!!, cada día me llega un nuevo status de Facebook; “Thalía is in a relationship with…” y fill in! Porque resulta que el lunes fue Jorge, el martes Will, el miércoles Andrés, el jueves en la mañana Rubén y en la tarde-noche Axel. Ah, bueno, entonces yo me enamoro más seguido que ella. Es que tenemos una corazón tan grande…

Pues jodido que entonces nos suelta la bomba: Quiero que esto sea una relación seria – relación seria? Qué es eso, diccionario? Relas- no. Relaz- no. Hmmm, tal vez en la versión 2010 aparezca el término. Claro que si Cecy y yo ya estábamos pálidos y temblorosos, que con el segundo strike nos arrasó.

Thalía: Se los juro! Es más, no voy a tener sexo.
Cecy: Ay, Thalía, por cuánto? Dos días?
Thalía: SEIS.
Mauuu!: Horas?
Thalía: SEMANAS.

De ahí tendré que inventarme lo que sigue porque me desmayé.

Se la mamó la hija de puta. Que no joda, que avise la cabrona si va a decir algo así! Mínimo para buscar un pedacito de suelo en donde no esté todo el pinche chupe derramado que hay quienes vestimos de diseñador! Es que de pensarlo me vuelve a dar taquicardia. No no no… voy por mis sales ahora.

Claro que Cecy y yo tirados en el suelo inconscientes y después de segundos eternos de dramatismo agrega: Con él. Inmediatamente me levanté, fui a la barra por otra cheve y volví para cagarme de risa del comentario.

Thalía: Pero por eso tengo amigos.
Cecy: Ay, amiga, Furby?
Thalía: OBVIO!
Mauuu!: Furby?
Thalía: Furby es mi mejor amigo, entonces cada que voy a coger con alguien les digo que voy con Furby!
Cecy: AHAHAHAH! Te vi por todo San Pedro manejando en busca del pinche Furby!

No, pues yo meado de risa con el cinismo de la señorita. Claro que yo no busco a Furby. Yo voy al súper. Lo que pasa es que siempre olvido cosas… Y pues… Soriana abre las 24h no? Pues aunque sea a las 3h, si me hace falta mayonesa para mis tortas… pues yo voy.

Y que le bebo.

Por supuesto que yo ando cagadísimo cada que voy a beber porque las anti-alcohólicas volvieron a Garza Sada y, claro, quién sería yo si mi puñeta suerte no me la jugara en grande. Por supuesto que vivo justo sobre la avenida, dos esquinas después del operativo. Es por eso que no dejé de cagarme de risa cuando el viernes amanecí en casa con 2107 mensajes nuevos de Cecy:

Mauuu!, la jodidencia, me agarró la anti-alcohólica!

Ahahahah! Se mamó, se mamó! Ella salió pedísima también, pero tipo de que condujo hasta mi casa con el infalible, “Derecho, derecho, derechito, yo llego a casa” – a casa, pero de quién? Ajá! – entonces no había razón humana para que de repente sucediera eso. Or so she thought.

Pues que yo consternadísimo, le envío un mensaje, fast and furious: Are you on YouTube now?

Sí, soy un hijo de puta, y me produce un EPIC LULZ serlo. Total que dos minutos después suena mi celu y la voz de mi amiga contándome lo que sucedió.

Pues tipo que la paró la patrulla. La bajaron del carro, y ella les dijo que no andaba peda y comenzó a hacer el 4. Error, porque ella sólo hace eso cuando está beyond peda… y además ni siquiera le sale sobria. Claro que el policía nada bruto llamó a la unidad que apareció más rápido que los habitantes de colonias populares en los Miércoles de Plaza.

Pues claro que el intern se baja con su batita blanca y todo y le dijo: Vas a tener que soplar. Bueno, la otra pendeja, zorra, borracha y caliente ni se la esperó cuando ya le andaba enseñando el Victoria’s Secret y le contesta: Nos estamos arreglando? LOL masivo.

Claro que como si no fuese ya suficiente, ajá! Que sacan el alcoholímetro y le dicen: Sopla. Y Cecy succiona. Y el intern y el policía cagados de risa, “No, we said, BLOW”. Y Cecy succionando de nuevo. I mean, quién podría culparla? Que no si tienes algo en la boca ya es instintivo? No? En serio? Ah, hmmm, este… Y que le bebo.

Total que la justicia no cayó sobre ella porque como en todas las demás áreas de México, aquí también se maneja por contactos. Dior bendiga al país. Por supuesto que si alguien out there creyó que eso cambiaría nuestra perspectiva del mundo… You’ve failed, please die.

Y en otro encuentro con la justicia. Fuimos a este otro bar albañilero llamado Baribú. Bueno, si creían que 72 cheves para cuatro personas era imposible. No nos conocían. Tipo que no sólo fueron 72… porque pedimos OTRA tina y TODO se fue. Claro que dos segundos después, mi pareja – ajá, ahora sí me la mamé, eh? – decidió salirse sin avisar mientras los demás estábamos tomando turnos en los baños para vomitar y seguir chupando.

Pues Terror en el Cielo cuando recibo una llamada de su teléfono y me contesta una chava y me pregunta: Tú eres Mauuu!? Y yo cagado: Depende…? Claro! Porque qué tal que el pendejete ya había matado a alguien y yo salía como presunto implicado/cómplice/algo? NO. Yo soy demasiado fucking Hollywood para la prisión.

Por supuesto que la vida se me vino encima cuando me dicen que mi amigo estaba tirado en alguna puta plaza, vomitándose y con los polis al lado ya queriendo robarle el Rolex. Ah, pero si ahí mismísimo supe que andar con él había sido un grandísimo error horror!

Total que salgo del antro y… el aire. Bueno, yo tambaleándome por las calles, quesque buscando la pinche plaza. Bueno, cuando por fin di, cruzo la calle y de jeta al suelo y además casi me arrollan ahí mismo. No, horrible. Total que le lloré a los polis tres horas y nos dejaron ir al fin. Nos trepamos a un tacho, el cual quedó completamente vomitado y nos preparamos para una cruda intensa.

Claro, que lo más intenso de esa fucking cruda fue la cicatriz que se me hizo en la cadera de la caída. La ira total.

Huí a Acapulco al pedo, volví y… A la bernie! Mi cumpleaños pasó! Or well, mi fecha de nacimiento, porque yo no cumplí años. Bueno, con decir que hasta me quité. Ahahahah, dicen que ni mayoría de edad tengo… Equis.

Obvio cayó en jueves, obvio morí en Iguanas. Obvio. No hay más que decir al respecto. No actually, tengo que hablar de Las Teorías. Apréndanselas bien porque pueden salvarles la vida un día de estos, for sure!

1. The Zipcode Theory: Sólo estás siendo infiel si es con alguien del mismo código postal que tu novio/novia.
2. The Facebook Theory: Si en Facebook dice que estás “Single”, lo estás, PUNTO.
3. The French Theory: En donde hay un francés, hay más.
4. The L Theory: La polla es inversamente proporcional a la estatura (recuesten la “L”).
5. The Model Theory: El vehículo de un hombre te dice todo sobre su polla.
6. The Crisis Theory: El sexo mejora la mala economía.
7. The Distance Theory: En desarrollo.
8. The Straight Theory: En desarrollo.

Por supuesto que están copyrighteadísimas y que hasta en el culo me las he tatuado para que ni lo intenten, lacras!

Después viajé a Puerto Vallarta, dándome la vida de jetsetter, bien sûr. Nada relevante, excepto por una muy mala decisión al momento de decir que sí a la Banana. Bueno…

Y después! Me violó Infected Mushroom! Ah! No mamen! Fue el mejor fucking rave de mi vida (después de Daft Punk). It was… OMG! No sé cómo coño le he hecho para mantenerme clean todos estos meses porque en el concierto lo menos que había era mota ahí. No no no, o sea, me salió hasta sarpullido de tanto decir que no cuando babeaba como rabioso, pero en mayo… despídanse de mí en abril. Se los recomiendo.

Por último, vino Letty, prueba de que algunas cosas nunca cambian. She’s still fucking annoying. Pues para evitar comentarios agridulces, me debí beber metro y medio de cerveza… en domingo. Por supuesto que este lunes me desperté por obra y gracia del Señor. Y seguí vivo y sufriendo la resaca en clases para el deleite de Satanás.

En otras cosas, yo hablando con un canadiense. Ya ven que todos son súper nacionalistas y Canadá es la mamada y todo lo demás is not? Bueno, pues después de oír cinco minutos al cabrón, ya me tenía hasta los huevos. Decía que México era una mamada y un país jodido y que Canadá y su seguro dental y blah blah blah.

Y yo así, ya cagado de escucharlo, decidí ir por un EPIC Combo, tipo de: Mira, gato, look around, yeah, you fucking look around. Do you see all these people? Yeah? Well, each of them could buy you, your family and your house with just one swipe of the credit card.

Y luego, el hijo de puta está hablando de carros. Y me dice… Ah, sí, en Canadá al Bora le llamamos Jetta. Y yo… bueno… It was personal this time! Me dejé de mamadas y fui por el Fatality.

Mauuu!: What do you drive back in Canada?
Justin: A 1991 Ram Charger.
Mauuu!: Well, in Mexico we call that trash.

Ahahah! PWND, cabrón! TE JODÍ.

Pues eso fue la situación muy en breve de mi nueva vida. Tipo es como que ya me siento una persona totalmente diferente. Como con sentimientos. No? No? OK OK…

Y que le bebo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.