Alive… Barely

Me conservo en alcohol como José José.

La puta madre que creo que me han hackeado mi messenger. Coooño! Pero bueno, retomando el tema del post pasado…

Me fui a España y Portugal por el break de la escuela… Momento, escuela? Sí, sí, sí, porque estudio, you know? Sort of. Bueno, la cosa es que inicialmente me iba a Praga con María, una española que al principio muy interesada en que fuese con ella y así, pero… we parted different ways. Sí, sí, different ways que es la versión oficial para salvar mi orgullo y no decir que la hija de la grandísima puta (HGP) me abrió. Tipo de que dos días antes de irnos, aún sin reservas ni nada (porque todos los putos trenes estaban en el fucking idioma que sea que hablen en Europa del Este y era un poco complejo tratar de leer los horarios), llega y me dice:

HGP: Mejor te vas con Lucy porque donde me harte, tomo un vuelo a casa y te quedas en tierra.
Mauuu!: Huh? Es neta?
HGP: Sí, de verdad, me voy y te quedas en Rouen las vacaciones.

Y yo, bueno, me cagué porque el siguiente plan era una semana en Italia que me daba hueva porque mi novio vendrá en junio y prefiero recorrerla con él. Yeah you heard that right, estoy comprometidísimo pero… ese no es el punto. Terminé comprando muy a pesar mío mi boleto a España para nueve terroríficos días con lo más zero in, zero hot, zero sexy, zero fucking cool de mi lindo hogar. Sólo para que me lo crean:

Apuesto un centímetro de mi virginidad semi-inexistente (que miren que es una apuesta fuerte) a que se cagaron encima al ver la foto. Y eso solo de verlas, ahora convivir con ellas, bueno, una putada! Tipo la Rusa que era como lo peor que había en el mundo, porque aparte de ser rusa, además islámica! Joder! Bueno, me cagué porque tipo no chupa, no fuma y no coge y yo estaba en el terror total porque ella es como… todo lo contrario a mí, saben?

Además, el caos porque la niña está acostumbrada a vivir bastante cómodamente y ella había reservado los primeros dos “hostales”. Claro, porque nosotros ingenuamente nos vamos acercando a un hotel cinco estrellas gigante y cada paso yo pensando, “Vaya que seguro el hostal está detrás de ese Taj Mahal ibérico” y… dead wrong. Me hospedé en el Taj Mahal. Y coño, no es que tenga problema con quedarme en lugares así y por supuesto no es como que no lo haya hecho antes, PERO pretendía estar de cartera pudiente para otras cosas… Burberry, for instance.

Y bueno, yo ya acostumbrado a vivir en un penthouse de nueve metros cuadrados, al ver la habitación estaba que besaba el piso, claramente me contuve, obvio! Porque…

Sí, esa es TODA mi casa, as in saqué la foto desde AFUERA de la habitación. A poco no está bonita? Además, tan limpia, joder que aproveché para tomar fotos porque era la primera vez que REALMENTE limpiaba… y la única vez que sucedió by the way. Pero bueno, el punto es que cuando llegué y vi la televisión, el bar, la cama king size, las cortinas automáticas, el balcón, la cocina, el baño con jacuzzi y así, yo lloré de emoción. Que claro al siguiente día debía ducharme a las 06h y aún con un baño tan fresa estaba de “Puta madre, Dior mío por qué me haces esto!” y en eso escucho: Ahora te lo demuestro. Y todo esto en un acento un tanto… exótico. Y yo… “Dior?” asustadísimo hasta la polla, saben? Pensé que de tanto estar en Rouen ya tenía el mismo síntoma de Jeanne d’Arc y ahora sostenía conversaciones divinas, y en eso: Yo soy más mujer que tú! Y yo, “Qu’est-ce que fuck!”, y seguido escucho: Señorita Laura, Señorita Laura! Y yo cagaaado porque evidentemente esa pequeña conversación no había sucedido con Dior sino con una bocina escondida en el cuarto de baño para que no me perdiera de nada en la televisión. Such is life.

Nota relacionada: Sí, Laura en América llega a España. No wonder que incluso allá odien a los peruanos.

Pero al día siguiente, hahaha ahí fueron 100 euros… a la concha. Total, que a lo largo de tooooodo el fucking viaje era un pedo porque la Rusa no comía puerco, no comía carne, no comía mariscos, no comía nada! Y además no hablaba español, entonces nosotros traduciendo en cada restaurante, rogándole a los nada amables meseros que nos trajeran ensalada verde SIN lechuga (porque no le gustaba), que se sacaran (incluso del orto si era necesario) una bolsa de té negro, que no le pusieran nada de condimentos, bueno, yo ya estaba hasta la concha porque encima de que no comía NADA, lo único que sí entraba en su puta dieta musulmana era el puto McDonalds! *faints* Y entonces TODAS las putas tardes en vez de irme a un restaurante cutie y lindo terminaba al lado de la putísima alberca de pelotas, el horror!

Ahh, pero si creían que eso era lo peor… You don’t know anything yet. Don’t you sigh in relief for I will enlighten you, mwahahah!

Lo peor! O sea, yo creía que ya con She-who-must-not-be-named ya tenía suficiente. Lo digo porque la niña es increíblemente tacaña y casi podría jurar que no utiliza papel higiénico para no comprarlo. Es en serio! Cada que abría la boca decía, “Ay wey, está muy caro!”, porque coño, aún hablando de las nubes en el cielo lograba introducir esa frase a la conversación. Y onda, El Caos porque se tomaba tres fotos en cada bote de basura y esquina, porque todo era totalmente “europeo”. Y yo… yeah, right, porque seguramente en México no hay postes de luz, papeleras, gente pidiendo limosna, caca en el piso, 120 turistas asiáticos por centímetro cuadrado, yeah, todo era totalmente europeo. Claro, que mientras ella prefería no pedir bebida en el restaurante ni postre ni pan porque lo cobraban, yo comía para ignorar. Pero hay algo que en verdad, por más que me atasqué de Big Mac’s (joder, ya ni me digan), no puedo superar.

Por Lacroix de Christian, háganme caso y no le den de comer al fucking monkey! Porque juro que le harían más daño al mundo que todas las canciones de Britney Spears juntas (Pre o Post K. Fed, c’est la même chose). OK, OK, do it then, please.

Is it me o a ustedes también les dio una visión del remake de The Gremlins? O sea, putísima madre, si yo creía que ya la otra era el extremo de la naquez, I was far from being right. Fue como que estuve tan cerca de la verdad absoluta que Dior dijo, “Ándale cabrón” y me envió a ese pequeño aborigen necesitado de amor y cariño. Porque sí, mientras yo pedía algún platillo típico, ella sólo se encargaba de sonreír, pedir un plato extra y se ponía a pelar naranjas para comer.

Let’s take a minute to recover from that one.

Ah! Pero eso es sólo el principio. Me cago en los cojones de todos los apóstoles que ADEMÁS se robaba las sobras de los demás platos y mesas para meterlos en su bolsa y poder cenar, desayunar y comer el día siguiente. Putísima madre! O sea, casi lame el plato la pinche vieja, ay no no no no no no, realmente pensé más de una vez en el suicidio pero soy la prueba feaciente que lo que no te mata te hace más fuerte… aunque debilita tu salud mental. Creo es inversamente proporcional. Y luego… la Locutora que realmente parece que está en entrevista de trabajo todo el tiempo y muy tranquila, muy correcta, muchos “buenos días” y “buenas tardes”, sí sí sí, pero que todo lo que tiene de propia lo tiene de hueva. El horror!

Y por último, last but not least: Lucy. Que siempre he sabido que es “amiga” sólo en las buenas y así, pero lo que no sabía es que la putísima sólo está contenta cuando come. Y eso lo digo porque si no comía, lloraba! Las ironías de la vida, yo como y lloro y ella no come y llora. Joder, pero es que además, el extremo no? yo casi tan delgado como siempre y ella… bueno, cada media hora necesitaba un “pequeño refrigerio” que constaba de comidas de cuatro platos mega delicatessen obvio. Translation: Papas, pan, helado, dulces, refresco, etc. y además de que encima de todo lo que tragaba en sus pequeños refrigerios a huevo quería hacer cuatro comidas al día. Puta madre, why does everything happen to me!

En Madrid, salimos de antro en pleno lunes y tuve una conversación conmigo mismo sobre qué clase de lugar podía estar abierto un lunes. Claro, el lugar tenía un nombre fresa lo que me hizo dudar aún más de la coherencia nombre-contenido. Total, llegué y vi como… muchos grupitos de hombres y… muchos grupitos de hombres. “A la madre!” me dije, “This can’t possibly be a gay club, now can it?” y en eso, sale la Go Go “Girl” a enseñarnos sus seductores movimientos pélvicos con tremendo bulto entre las piernas. And then I told myself: You’ve got it right! Porque JODER, no solo era un antro gay, además era uno con gente con la mitad de ahorros para la operación jarocha.

Y luego en Portugal… Madre Santísima, el día que sean solteros – like have you ever not been? – y pudientes (OOPS!) deben tomar el primer vuelo a Lisboa y prepararse para días y noches de sexo porque hostia que los pibes ahí están buenísimos. Bueno, nos quedamos en casa de la amiga de la Inombrable y… PEDA! Y Terror en Cascais porque había una botella de Corralejo y empezó a decir la amiga, “Por la Corralejo fuera de México!” y yo algo dudoso aún, “Salud!” y… Vértigo, de la botella directo. Mala idea porque aún no me he desintoxicado del santo tapón que me puse en agosto con shots de tequila, pero ver caer a la Inombrable, vomitar desde el balcón y que además perdiera el vuelo a Oporto fue una de mis biggest accomplishments so far.

El último día decidí visitar a mi prima en Madrid, por qué no? Me dijo que tenía ganas de verme, de ponernos una pedota en mi nombre (que no son así todas las demás?), de la vida, el mundo, Shakira Shakira, etc. Y yo, bueno, por qué no? Desafío de Gargantas Fuertes! Y llegó la clásica, la del arranque, la tradicional botellita de vino de 2,80 euros. Y… por qué no comprar cuatro de ésas? Vamos, tres botellitas de vino, nos fuimos a un bar de tapas a continuar la peda. Cerveza, cigarrito, cerveza, cigarrito, más vino. Bueno, Mauuu! estaba en estados muy inconvenientes cuando llegó el taxi al aeropuerto a las 03h por él. Sí, porque mi vuelo salía a las 06h… Y así comenzó el pequeño sub-chapter en mi vida, llamado:

Terror en el Cielo

Sí, porque me subí al avión pedísimo. Y eso era algo completamente nuevo para mí. Vamos, he agarrado el pedo DENTRO y DESPUÉS del avión, pero ANTES jamás! Y estuvo terriblísimo y aún escupo al cielo cuando recuerdo porque no conformes con la situación, Dior dijo, “Pourquoi pas?” y envió turbulencia. Y yo… La concha de tu puta madre, cabrón! Y claramente ni para pedir bolsitas de vómito porque en Ryanair incluso los chalecos salvavidas y las máscaras de oxígeno en caso de pérdida de presión en la cabina cuestan extra. Y además, no aceptan tarjeta, entonces estaba en la mierda.

Total, que dije, de aquí soy, y me traté de jetear un rato. Y onda escucho que nos preparamos para el aterrizaje… Pero en vez de descender dabamos vueltas en círculo, saben? O sea, no sólo era yo y mi peda, no no no, o sea todo mundo notó la misma situación. Por un momento pensé que toda la tripulación había agarrado la peda sólo de olerme (porque apestaba a vino y cerveza) pero no! Escuchamos de repente, “El avión no puede aterrizar debido a que hay mucha niebla, esperaremos unos minutos, sino tendremos que aterrizar” somewhere else. Y yo… “Que alguien me diga qu’est-ce que fuck significa SOMEWHERE ELSE!”

Y los minutos se hicieron más y más y terminamos aterrizando hasta el orto de Francia (Lille). Y además, porque no fue suficiente aparecer de pronto en un lugar cero agradable y más pitero aún que Beauvais (si es posible), la azafata nos dice en precario inglés – es que era española, entonces como cantó Shakira, “no puedo pedir a los olmos que entreguen peras” – lo siguiente:

Azafata: We’ve landed in Lille, there might be buses taking you to Paris… if you have more questions, we don’t want to lie to you: It’s not our problem.
Mauuu!: (a quien sea que me estuviese escuchando) ESPERO que lo que dijo haya sido por su precario inglés y no lo que en verdad quería decir porque sino la voy a mandar hasta donde Cristo perdió los clavos.
A: Estimados pasajeros… blah blah blah… si tienen más preguntas o problemas, no queremos mentirles, ya no son nuestro problema. Gracias por volar con nosotros.
M: That fucking bitch didn’t just say that! o.O

Oh, but she did! And what is worse… SHE MEANT IT. Nos dejaron, llegaron los autobuses que eran como… dos y los vuelos que estaban llegando a Lille eran como… mil. So, al que apaña Dior lo acompaña, y a quien se apendeja evidentemente Dior lo deja, me subí en joda al primer autobús y… tres horas para llegar a París. Y luego tres más para llegar a Rouen… y de pie porque toda Normandie decidió tomar el tren ese día. En total fueron 13 horas de viaje… la puta concha!

Ahh! Y cuando creía que no podía seguir peor esto…

Porque todas las noches, sin importar el día de la semana, vamos a este lugar porque su lema es: Helping ugly people have sex since 1998. Y claramente, he visto tanta gente caliente y horrible semi cogiéndose ahí – que noten que yo de ahí no he salido con nadie porque claramente yo soy hermoso y es por eso que a mí eso no me ayuda; me jode more likely – que uno puede darse cuenta rápidamente de qué tan malo es el alcohol que sirven. Pero cuesta un euro los martes y miércoles! A huevo, de ahí somos los alcohólicos no pudientes, hahah! Porque hay 18 sabores distintos de shots de vodka, desde pomme verte hasta cactus, pain d’épices y poivre. Y todos saben a la misma mierda, por lo que yo y mi mejor drinking (y drunken) buddy siempre pedimos dos shots y una cerveza. Nos los tomamos y pedimos dos shots más y otra cerveza… y eventualmente probamos los 18 shots.

Claramente al día siguiente me muero, as usual. Y digo, HOY No lo haré más. Pero eso lo digo en miércoles, y el miércoles hay shots a un euro… so we must be there. Y otra vez la misma mierda. Tan fuerte es la cuestión que ya para cualquier cosa ya no hablamos de euros, hablamos de shots, as in:

  • Me gasté 50 shots en Carrefour.
  • Perdí 5 shots jugando poker.
  • Me prestas 1 shot para el Noctambus?

Sí, como diría mi drinking buddy sueco, Malin, en una conversación mil deep y mil interesante:

Malin: I lost
Mauuu!: hahahahaha did you lose any money ?
M: just €5
M!: that’s five shots subba
M: haha I know.. exactly what I said, or two beer and one shot
M!: no, five shots
M: well.. either way maybe we should see it as a warning sign that we’re counting money in alcohol
M!: well… at least we still care about the money we spend on alcohol
M: well actually we care about the money we don’t spend on alcohol
M!: hmm.. good point..

Que noten que eso no nos ha detenido en seguir yendo cada día a Emporium Galorium. Total, todos los días en la peda y así. El jueves fue la fiesta semanal de la escuela en Triplex y ese día dije: Hoy me muero. Fui a comprar mi botellita de vino, súper cool, super elegante, refinadísimo como siempre, ya saben, porque la botella de vino ya no me pone pedo, ni siquiera me pone happy, creo que ya ni efecto tiene sobre mí, pero igual me ayuda a que lo que beba después tenga efecto más rápido. Anywho, fuimos a la precopa a la Pléiade (las residencias estudiantiles fresas) y estuvimos en la fiesta de disfraces un rato, el chisme, la vida, lo típico. Después todos tomamos el Noctambus (Dior lo bendiga) y nos fuimos en dirección a Triplex. El autobús iba LLENO, de que literal sudabas dentro. En fin, teníamos seis consumos incluídos, pues a gastarlos! Un vodka, pourquoi pas? Dos? Tres… Cuatro… Cinco… Seis… MUERTE!

NO RECUERDO NADA DE ESA FIESTA. Bueno me acuerdo bien hasta la primera vez que me caí de un altavoz de como… metro y medio de alto. Medio recuerdo que me caí mientras bailaba con Letty al ritmo de Rise Up. Y… actually, ella me tiró al darme con la cadera. Me metí un putazo, pero dije, “No pain, no gain”, me volví a subir, empezó la canción de Europa, Don’t Stop the Music, y me volví a caer. Decidí que la bocina tenía algo y me fui a las jaulas aún más altas… Y me volví a caer… y en el suelo aparentemente me caí como diez veces. Bueno… La vergüenza total. Al día siguiente no podía ni moverme, no por la cruda – porque madre mía, ya no me dan resacas y bebo mucho más que cuando me daban… I’m actually starting to feel like an alcoholic… sort of – sino por la espalda que me mataba! En esos momentos recordé la frase de “If you fall down 10 times, get up 11” y yo…. muy filosóficamente dije: No es cierto, si te caes 10 veces… imbécil mejor ya quédate sentado, puta madre, te ahorras tanto! Y me encontré con todos, mil apenado por caerme veinte mil veces cuando escucho que todos ellos se cayeron como diez mil más. Entonces me dije, “No fue lo que bebiste, fue el suelo, Mauuu!, fue el suelo!”, y planeo apegarme a esa versión de la historia. FIN. No puedo esperar a la siguiente fiesta en Triplex, YA ME URGE!

Esa misma noche me fui a Amsterdam.

En el siguiente post: Cómo celebré mi cumpleaños. Cómo celebré el cumpleaños de Vicki. Cómo estoy a un paso de que me corran de las residencias. Cómo me fui a Amsterdam y los efectos de la mota. Cómo estuvo Saint Patrick’s en Dublín. Cómo conseguí boletos primera fila para el concierto de Kylie Minogue. Cómo comenzó la primavera en Normandie. Guía al Tecktonik… Y muchas cosas más.

Me jode que hoy me levanté MUERTO de la fiesta de una canadiense, porque la bebida, el antro, el after party y así… No me explico como logré levantarme aún borracho para llegar a clase para que viera un letrero “Pas Cours”. Para ustedes que no saben, it means: NO HAY CLASE! Putísima madre! Pero…

Hoy me voy a Amsterdam de nuevo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.