Alcoholism Levels Up

Finlandia es mi premio y mi castigo.

Y entonces yo estaba ahí sentado en el pasillo con Vicki, Matt, e Inka (medio passed out) escuchando la terriblísima historia de Leena:

So I’m at school, and this fucking Chinese guy goes like, “Woah! Are you OK?” and I was like, “Yeah, why?” and he was like, “Are you really OK, because you can tell me the truth” and he points at all my bruises and he knew my boyfriend had been here, so he’s like, “Is your boyfriend beating you up?” and I’m like, “No, I was drunk, I’m always drunk, and when I’m drunk I usually hurt myself a lot” and he’s like, “You can tell me the truth, you’re not alone, you’re not the only one with an abusive boyfriend” and I’m like, “What the fuck! My boyfriend’s not hitting me, I’m just stupid and an alcoholic” and he’s like, “Yeah, everybody says that”.

Y yo cagado de risa porque Leena estaba que quería envíar de vuelta a China al muchachito. Y ya comentamos dos, tres cosas y de repente Leena: Did I tell you about the fucking Chinese that thought my boyfriend was beating me up? Y nos volvió a contar la historia. And then once again… and again… and again. Y nosotros ya casi completándole la historia y ella, inspiradísima porque casi casi creía que a nosotros nos había pasado lo mismo cuando lo que su cerebrito no registraba era que ya nos la sabíamos by heart. Uff, terrorífico que después fue la misma historia, pero ahora porque su padre también la había visitado y traía un moretón gigante en el brazo y el chino angustiadísimo porque Leena era victimizada por los hombres de su vida y ella seguía culpándose a ella misma por esos golpes. I mean, I gotta admit that that is indeed battered-wife like behavior, pero no es como que en China existan muchos derechos de la mujer, así que STFU.

Y además, el chinito estaba fucking wrong, porque Leena era una mujer de temerse. Tipo que una vez en Le Bidule (un bar por ahí) entraron ella e Inka con una botella de vodka, tipo auto-service, y se la andaban chupando ahí. Pues obvio no les gustó mucho a los dueños, las sacaron, Leena les dijo en 50 idiomas diferentes que se fueran a fuckear a su madre y entonces las saca seguridad. Total que Inka, una cosita de 1.50 cm pero que bebía el doble de su peso en vodka, decide volver a entrar, y ahí se anda arrastrando por entre las piernas del guardia y así, bueno, quite a sight. Tipo que el guardia la agarra, la carga, y la avienta, y se rompe el coxis en la caída (bueno, not quite, pero yo lo habría demandado por eso, had he done that to me) y Leena emputadísima se acerca al wey y MADRES! Que le rompe la nariz de un golpe. Bueno, ya habiendo dicho eso, queda clarísimo que son personas que entre menos pedo les causes, mejor para tu salud. Aunque, on a second thought, llevártela cool con ellas y beber por la amistad might be just as bad or even worse.

Total que seguimos el after party en el cuarto de Matt, pero yo ya estaba como, no, qué hueva aguantar a estas dos pedas, y huyo a mi cuarto y en eso, “Mauuu, WHERE THE FUCK ARE YOU!” en imitación Linda Blair que regresé cagado al cuarto de Matt para seguirla viendo beber. Y es que, con cualquier otra persona, ya en un estado de peda asqueroso, pues le das más alcohol, da el pass out, lo subes a un taxi y te preocupas mañana por ver si llegó o no a casa. Pero con las finlandesas, al darles más alcohol se activan, es terrorífico! Yo para mi cumpleaños 21 quiero un donador de órganos finlandés, neta!

Total, ese martes/miércoles, no recuerdo muy bien cuál de los dos días, fue la Bad Taste Party en la que todos sacamos nuestras mejores garras. Well, ahem… Yeah, nuestras mejores garras. Esas que son tan, tan, tan lindas que no deberían usarse jamás, para no desgastarlas obviamente. En fin, pic terrorífica ahead! You have been warned.

Lo que realmente me jode, like seriously, es que, OK, la combinación fue una mierda perfecta para la fiesta, pero realmente dudo que hayan sacrificado precioso espacio en las maletas para cargar ropa súper gitana in case there was a Bad Taste Party. Eso es un grito de atención. En fin, pues una amiga ahí, se puso un pedo y acabó vomitando en el Emporium, OMG! Fail total porque en Emporium está permitido caerse, cogerse con un francés horrible, bailar en las mesas, orinarte encima porque el único baño estaba ocupado, caerte afuera y que un random guy te levante, hacer que el guardia te sostenga porque ya no puedes con tu alma, subirte a un carrito robado del Carrefour y pedirle a Dior que el canadiense no te volteé de cara al empedrado for the lulz, etc., pero NO VOMITAR.

En fin, después tuvimos una de nuestras mil BBQ’s en Ango, cuando, well, the shit hit the fan, yet again. Bueno, actually, fue como un fin de semana antes de caerme al río, pero bueno. Cómo les explico que andábamos asando salchichitas, carnita, bombones, ranas y así cuando ya la peda llegó a su fin porque los guardias nocturnos nos prohibieron hacer eso. Total que los canadienses, ellos que toman clases obligatorias de supervivencia en el bosque, tipo que todos en algún punto de su vida son boy scouts, pues dicen que se deshacen del carbón y eso no? Cinco minutos después, me asomo a la ventana y veo el basurero entero en fuego. OH_SHI-

Y Vicki corre a agarrar el extinguidor y yo detrás de ella, onda Rescate 911 y en eso escuchamos el grito desgarrador de Maggie: Don’t fucking do that! Porque little did we know que no podíamos usar el extinguidor fuera del edificio, aún si el basurero era propiedad del mismo. En fin, llegaron los bomberos, la policía, Jesús y Shakira y nosotros cagadísimos porque evidentemente la basura se incendió porque los señores boy scouts aventaron el carbón hirviendo al bote de papel. Hmm… Y como si eso no fuese suficiente, justo el día anterior habíamos recibido LA AMENAZA. Onda Final Measure cortesía de nuestra propia Bruja de Blair, Anissa:

When you see this, you’ll shit bricks… or something. The horror. The horror. The fucking horror… OBVIAMENTE, yo no sé lo que la palabra “RESPECT” significa, I mean, yo hablo español, no? Ahem… Equis, esa fue la anécdota que olvidé mencionar. Total que en una BBQ posterior a ese incidente (porque quiénes seríamos nosotros si no continuaramos con nuestro comportamiento mil an hero sino?) tuvimos otra BBQ, esta vez leeejos del edificio para evitar otra targedia y ahí andaba con Leena e Inka, a quienes reté a un drinking competition. Tuvimos que posponer esa pedota porque la vida se nos estaba atravesando y además, teníamos la Spanish Fiesta ese fin de semana. Fueron los cinco euros mejor gastados, debo admitirlo, porque con eso me alcanzó para litros de sangría, vodka, champagne, kilos de tortilla española, pastas, etc. Bueno, el atasque total. Y ahí tuvimos el drinking showdown. Tipo de que era con pura sangría y era, una, dos, tres, 20, 35, 50, 61 vasos directos y apenas era medio día. Y al día siguiente me iba en CAMIÓN a Austria, 17+ horas.

Bueno, como la tradición china dicta, si dices “ganbei” a alguien, pues chupas, pero si los vasos se tocan, pues es puro fondo. Y yo temía por mi existencia porque Leena me tocaba el vaso cada dos segundos. Bueno, y luego como cada quién tenía tres vasos, pues eran tres fondos, no no, era verdaderamente horrible. Bueno, no. Y fue en esa peda masiva que surgió el famosísimo (aún en operación) Kännisten Clubi, finlandés para El Club de la Gente Borracha. Sounds fitting isn’t it? Total que era como un grupo de apoyo para los más pedos del intercambio, y eso es decir MUCHÍSIMO, porque todos éramos alcohólicos funcionales. Grupo de apoyo? Bueno, sí, porque éramos con los que ya nadie quería salir después de un rato porque dábamos el pass out everywhere, o nos caíamos al río, o la vida pasaba que de una u otra forma le bajaba la peda a los demás. So far, sólo estábamos ahí Leena, Inka y yo. Después incluímos a Judith, Malin, Laura y a Stutzi especialmente porque tenía que conocer a los padres de su mejor amigo, ir a cenar con ellos y estaba absolutamente shitfaced. Eso es compromiso con el Clubi!

Onda que después del 31876349 vaso de sangría, Leena me dice que caminemos en línea recta. Y la vieja comienza a caminar sobre una línea, saltando, girando, doble mortal atrás, etc., y todo súper derechita, bueno LOLympics Material mientras que yo, sí seguía la linea recta, sí hacía mi rutina gimnástica, pero yo ya viendo que no me saliera de la línea. By the way, todos los demás ya estaban muertos. Puro Kännisten Clubi. Anyway que también fui malacopa, lloré y lloré con Malu porque me iba de viaje y cuando volviera ella ya no estaría, pero aww well. A la mañana siguiente, en putiza para llegar a París y después a la terminal de Eurolines, con la cruda de mi vida y el terror de 17 horas en autobús con el hijo del diablo detrás de mí, llorando todo el tiempo, sighs.

Viena estuvo cool, me puse a cantar una canción de The Little Mermaid con un austriaco random en el metro. Iba a rescatar el penacho de Moctezuma pero no estaba en exhibición, así que me deshice de las cadenas, letreros, firecrackers y todo lo que gritara “manifestación”. Llegué a Budapest, una cosa verdaderamente hermosa. Súper cool mi hostal, de que nos fuimos dos australianas, un canadiense y una finlandesa de peda con el dueño del hostal, bastante underground el ambiente, pero muy divertido. En Praga también súper cool, con todo y que no sabía volver a mi hostal, pero bueno. Me uní a una marcha por la legalización del cannabis y como no logramos mucho, pues andábamos high ilegalmente. Muy, muy, muy cool.

Volví a París en autobús, again. Y tipo de que a mitad de la noche, cuando vamos cruzando por Alemania, hacen inspección y como yo tenía más que prohibido salir de la zona Schengen y en Alemania ya habían regresado a más de uno por hacerlo, iba cagado. Que nos toca la inspección como a las 2h, bueno terror porque se llevan todos los pasaportes y de repente dicen, “YOU!” y señalan a donde yo estoy. ME CAGUÉ. Y se acercan a mi asiento, y yo, OMG OMG OMG! Y total que dicen “Let’s go” y yo ya levantándome y me dice uno de ellos, “Are you with him?” y yo, “Huh?” y volteó y al que habían llamado era al wey detrás de mí. Puta apenas dije que no, pase al baño porque estaba que moría.

Día siguiente, ya en París, pff! El primer concierto de la nueva gira de Kylie Minogue, epic! Fui con Lucy y andábamos ahí chismeando y lolleando de la vida. Empezó el concierto, muy cagado porque todos los franceses like, no hablan inglés, pero cómo se encendían. Y tipo de que con sus mil banderas gay y así y… Madre. Es que, en dónde estaban todos esos parisinos cuando los busqué! Todos súper guapos, muy agradable la situación. Total que después del lulz con Kylie tratando de hablar francés y nosotros, “BOO!” jaja, estuvo bueno. I mean, disregarding the fact que cantó todas las canciones que nunca salieron en disco, así que era un poco difícil de seguir la letra, pero bueno: COOL! El único terror en el cielo fue que tuve que caminar por el fucking barrio más peligroso, más horrible, más oscuro y más árabe de París a las 3h porque nada más Lucy no tenía donde crashear.

Horas después, por fin de regreso a Ango y tipo de que llegamos al desayuno de la asociación estudiantil, Rouented, que además de estar delicioso era perfecto para nuestras carteras rotas y jodidas. Pusieron toro mecánico, albercas inflables, pistolas de agua, una carroza con todo y caballos para darte un tour pointless por el bosque, muchos franceses completamente desnudos… Oh, how I miss it! Y espérense, que además del Epic Win que fue ese desayuno, también venía la última soirée estudiante y era en el amado, en el esperado, en el que todos mis sueños de bailarina Go-Go se hicieron realidad: El Triplex.

Oh, Dior Santo! Que todos íbamos en tacones altos, maquillaje, alaciados, vestido de noche, bueno, divinos. Listísimos para la batalla mortal a la que nos enfrentábamos con el Final Boss de todas las fiestas europeas: Los Erasmus vs El Alcohol, gasps. Y por supuesto que yo, iba con un Level Up, HP y Extra Lives para acabar con él en un Flawless Victory, porque nada, NADA, N.A.D.A. lograría que hiciera de nuevo el oso de los últimos cuatro meses.

Y salí victorioso

Bueno, not quite, considerando que salí con mi amiga la lesbiana porque los guardias la kickearon por peda y vomitona. Y tampoco tan victorioso con mi otra amiga la zorra también en estado de pass out. Sí sí, not quite. Pero yo, sin una mancha, SIN UNA MANCHA. Y tipo que iba con otra amiga, pero ella fue secuestrada por un senegalense… Fue la última vez que la vi.

Después, el sábado era 10 de mayo y le hablé a Leena para ver lo de una BBQ pero ahora en el bosque detrás de las residencias jodidas. Pues ya quedamos de vernos en la escuela para ir a Place Colbert y comprar lo necesario juntos (por “necesario”, léase “alcohol”). Y la veo llegar y lo primero que escucho es, “I’m so fucking hungover today”. Pero cállense, que lejos de que eso la detuviera de seguir chupando, error! Tipo de que vamos al pasillo del alcohol y compramos vodka, cervezas, dos vinos, cidra y una cosa extraña y evidentemente eso sólo era para nosotros dos. Verga, bueno, el terror se hizo presente cuando Leena se sentó en medio del pasillo agarrándose la boca y cerrando los ojos y yo, “Tell me you’re not gonna throw up, please”. Calma, calma, no lo hizo pero estuvo demasiado cerca de hacerlo. Y después, ya pasamos a la caja y el wey nos veía con cara de, “Neta van a comprar todo eso en alcohol? No querrán llevarse al menos una baguette?” porque estaba asqueroso, yo creo que pensó que íbamos a incendiar un edificio o algo porque con todo lo que llevábamos, it could had happened!

Total, fuimos a Ango, les dijimos de la BBQ en Bois, nadie quiso ir porque eran de hueva y nos fuimos para Bois. Primero le hablé a mi mami para felicitarla tras el consejo de Leena de que debería hacerlo antes de que me oyera todo pedo y asqueroso. Ya en Bois, yo e Inka andábamos cocinando, yo le dije a Leena que seguro iba a dar el pass out y que quería darlo en su habitación, no amanecer medio mordido por lobos en el bosque al día siguiente, Leena se hizo un hangover breakfast (huevos) – sacó los platos del baño (saben en donde se acumula el agua para jalarle and I was like, maybe I won’t eat today – sí me dio asquillo). Después llega Inka en un dramota y yo así, extrañadísimo y entre sollozos nos dice, “My boyfriend” y Leena pensando que la había engañado, la golpeaba, la había embarazado y matado a sus hijos y a sus padres o algo así, y en eso Inka dice LA FRASE MÁS EPIC WIN en mi vida:

I thought he was a nice guy but no [inserten las teorías súper CSI/Laura en América de Leena]… he is a romantic guy, bursts into tears!

Jajajaja! Que jamás me he cagado tanto de risa como con ese comentario. Y es que Inka odia hablar de sentimientos, como nos lo demostró cuando fue a Finlandia a principios del año y nos decía:

Inka: There’s gonna be this great party with all my best friends and lots of alcohol and everybody is gonna have a fucking great time but me.
Everyone: Why?
Inka: Because I’m gonna be with my boyfriend talking about FEE-LINGS! And everyone will talk about this party forever but me, because I was talking about FEE-LINGS!

Y como 50 frases más acabando con “FEE-LINGS!”. Leena me dice que había llegado una carta hacía poco, que estaba como súper corny el sobre, que Inka pensaba que era la invitación de boda de una de sus amigas que estaba por casarse… ERROR, era de su novio. Una carta de amor de como cinco hojas y la verdad es que los tres queríamos vomitar en ese momento. Total que medio me la lee y dice Leena me dice que al final decía lo más ridículo, cursi, asqueroso ever: Every second is like a minute, every minute is like an hour, every hour is like a day, and every day is forever without you. EWW!

Yo también estaría deprimido. En fin, prometiéndole una pedota, comenzamos a ir al bosque. Yo ya iba medio cagado, porque la noche anterior los de Bois arrancaron las puertas de varios baños y cocinas y los aventaron por las ventanas. O sea, eran pedas hardcore! Y yo ya me había caído a un río, no quería arriesgar más mi vida… pero la peda impone. Yo pensaba que el bosque estaba como, justo detrás de la casa, pero noooo, o sea, sí estaba detrás de la casa, pero a donde íbamos estaba como a 20 minutos entre troncos, animales, subidas, bajadas, senegalenses… Bueno, realmente estaba de temerse el regreso en pedo. Ya llegamos y tipo me quedo viendo a todos esperando a que llegara la parrilla para el BBQ y ellos, “No no, we’re gonna make a fire”. Y yo de… pero esto es un bosque. Bueno, pues trajeron mil gasolina y los hombres de Bois en verdadero comportamiento Macho Alfa, sin camisa, todos sudados, trayendo troncos y ramas gigantes. Pudo haber sido una escena mega homoerótica pero… no.

Y después se hizo la luz. PINCHE FOGATA GIGANTE peor que los putos incendios de California! Bueno, equis, ya en la peda, todo está cool. Nos pusimos un pedo sabroso, ya jalados comenzamos a hacer Trials para el Kännisten Clubi que se volvieron más Jackass que nada. De que le decimos a varios que el Kännisten Clubi sólo era para bebedores hardcore con anécdotas de “No mames!” y que siguieran chupando regardless. Tipo que a Doug fue como, “Oye Doug, si atraviesas la fogata de un salto, entras al Kännisten Clubi” y corre y medio lo hace. Equis que la fogata estaba inmensa, no no, el pedo era que el wey iba cargado de chupe, pudo haber sido combustión espontánea!

Inka se nos desapareció un momento y Leena ya pedísima, “INKA! WHERE THE FUCK IS INKA! WHAT THE FUCK DID YOU DO TO HER!”, y todos así de, wey, Leena, Inka está like, behind you, sólo que está demasiado chiquita para que la veas. Y después una chava de Grecia se empieza a poner aluminio en la cabeza, tipo los niños de Señales y también de tanga, cagadísima. Y ya hicieron Calimocho y Leena comenzó con sus mamadas de ganbei y me gang bangeó multiple times. Después Leena se desapareció y todos buscándola, pues no la fui a encontrar tirada entre unos arbustos toda vomitada. Claro, cómo iba yo a encontrarla si ella vestía de verde, y los arbustos estaban en plena primera, el pasto estaba como de 40-50 cms, ella estaba passed out y yo pedo?

Total que llegó un francés así, shirtless, todo mamado, con el pelo largo cool, no largo gitano, a ayudar a Inka y a mí a levantarla y, es que deben saber algo de Leena: Ella tiene una muy alta autoestima. Entre más chupa, más se va de culo al suelo (como yo, como tú, como todos) pero cuando un caballero trata de levantarla, ella no da las gracias, no se disculpa, no se ríe, no se queda callada, no deja que la ayuden y después lo toma como pretexto para besarlo/fajarlo/dárselo/etc., no hace nada que cualquier otro pedo haría! Oh no! Ella comienza a gritar, “HE DOESN’T WANT TO HELP ME, HE JUST WANTS TO FUCK ME!” y por supuesto que cuando el francés llegó a ayudarnos, eso fue lo primero que le dijo.

Side Note: Al francés, Leena e Inka le decían Hércules porque andaba cargando troncos para la fogata… Yo opté por decirle Jesus Christ – total que él también cargó madera no? La conversación fue como sigue:

Jesus Christ: Let me help you.
Leena: You don’t want to help me, you just want to fuck me! But you know what? Go fuck yourself because nobody else will fuck you!
Mauuu!: No, Leena, Jesus Christ doesn’t want to fuck you, he wants to save your soul!
Jesus Christ: OK, that’s it.

Y la deja caer como al lado de la hoguer- eerrr, fogata. Code Red! Porque con lo que los tres traíamos de alcohol podríamos haber acabado con la capa de ozono en Francia si nos prendíamos fuego. Total que llegó Alfonso y nos fuimos todos al cuarto de Leena para el after party mientras la griega cruzaba la fogata mil veces con su traje de aluminio. Equis que vamos buscando la salida del bosque y vemos una fogata aún más grande (FUCK THE WHAT!) y muchos senegalenses alededor hablando swahili o algo similar, con tipo lanzas en las manos. Bueno, terror y fuga de ahí. Seguro después comenzaba la caza y por más varas que me hayan ensartadao en mi vida, no estaba para arriesgarme con ellos. We’re talking about AIDS here.

Equis que Leena se cayó en el camino porque además de que le gusta caerse es bien necia con que ella puede caminar sola y no necesita ayuda. Pues si la queremos ayudar se detiene y dice que no caminará más. Pues la dejamos en nuestros respectivos pedos y en eso oímos el grito y llanto. Pues la vieja se jodió la rodilla, gracias. En fin, pues ni pedo, se acabó la fiesta, directo a casa!

Una hora después, mi celular suena y es Leena. “Hey, how are you?” y yo, “Dying?” y ella, “Yeah, me too, meet ya in 10 at the bus stop.” y yo, “I beg your pardon?” y ella, “Monet’s Gardens, remember?”. FUCK, que ayer en la peda habíamos quedado de ir a los Jardines de Monet con los demás y estábamos crudísimos. THE HORROR. Y además como era domingo, pasaba el autobús cada hora y sólo había como dos trenes y ya habíamos perdido el primero. Pues ni modo, a chingarle. La experiencia fue de lo más divinamente terrible, pero hablaré de eso la siguiente semana, el último post del año, con el fin del Erasmus, mi vida back in hell, los resultados de la poll del año y más! Hasta entonces, disfruten las fiestas, nada de…

Oh! Let’s talk about FEE-LINGS!

Leave a Reply

Your email address will not be published.