Capitán Planeta vs Me

Claramente él va ganando.

Ni hablar, que después de cuatro meses de cero updates, sólo puedo decirles que la tragedia continúa.

Tipo después de toda la odisea de no tener luz y la madre, ocurrió el Finish Him de mi vida con el concierto de The Cranberries. Ah! Porque deben saber que tenía boletos en primera fila para verlos, y el día del concierto yo bañándome con todas sus canciones de fondo – nótese, mp3; me gustan pero no tanto para comprar un disco suyo – ensayando para cantarlas todas tranquilamente, padrísimo. De repente salgo, checo mi junk mail y ahí veo el anuncio de Ticketmaster:

FFFUUUUU- no pinches mames! I died so much inside que ni siquiera puedo expresarlo con palabras. Resulta que la señora Dolores O’Riordan se encontraba indispuesta porque tenía una infección de garganta decidió repartir blow jobs a todo el staff! Well, obviously, bitch, that’s why you never fucking swallow! RAAAGE!

JODER que la vida me arrastraba del forro de nuevo!

Equis, equis, EQUIS. Después del berrinche, fue como “OK, al menos ya viene mi cumpleaños y podré taparme como los grandes.” Well, yeah, pero no contaba con que un día antes de tremendo evento internacional era el Día del Candidato aka la peda más grande de cada semestre, en el que todos los candidatos a graduar se van al mismo lugar de siempre, con el mismo pinche problema de estacionamiento de siempre, a ponerse la misma peda terrorífica de siempre. Also, no sólo van los candidatos, sino el resto del GaT*c. Of course I was there.

Por supuesto que acabé ahogado y huyendo para no pagar la cuenta después de que nos cacharon en la movida de la Cubaraima. Por supuesto que no sé cómo coño me atreví cuando ya llevaba diez días muriendo de influenza. Yes, I had it. Yes, it was hell. Yes, I survived.

Claro que al día siguiente, la peor cruda/recaída de mi vida. En breve, mi cumpleaños lo pasé muriendo en cama. Al día siguiente, coming to prove que los mexicanos nada más no aprendemos, salí por UNA cerveza y terminé ahogado. Y al día después de eso, de nuevo entre crudo e influenzo-ish; RE-FUCK.

Total que Cristo permitió que viviera un poco más y me fui directo a Monterrey al concierto de David Guetta, a echar las cheves con Cecy y la amiga de todo mundo, Mary Jane. Pues tipo de que me bajo del avión y no hay camioncito para llevarme al centro. Ni hablar, tendría que pagar $300 por subirme a un taxi pitero por diez minutos.

Onda me subo, fresa la onda, fresa, y de repente el taxista me suelta la frase Doomsday: A ver a qué hora llegamos porque hoy ha pasado algo horrible. Y yo, escéptico (porque claramente I fap to what others usually consider as horrible) le pregunto y es como: Sí, hoy bloquearon la carretera e bajaron a personas de sus carros y voltearon un tráiler y le prendieron fuego.

DUDE, WHAT THE FUCK! I mean, casi le pregunto si en verdad había llegado a Monterrey o si Aeroméxico había hecho el epic trolling de dejarme en pinche Harlem o Crenshaw! No lo podía creer! O sea, qué no Monterrey era como… cutie and nice? Pinche guerra contra el narco finalmente me afectaba a mí directamente.

Que quede claro que de cualquier forma esa noche salí a ponerme el pedo de mi vida al Iguana’s (después de un año aún sobrevivo a las tres caguamas como los machos, o de jodido como las regias) like there was no tomorrow. Y debo confesar que por poco no había tomorrow. Tipo que ya salimos bien pedos y vamos por Garza Sada (casi frente al GaT*c) para dejarme en mi hotel y de repente se nos acercan unos encapuchados así con metralletas tipo Rambo y nos detienen. Pues baja la ventana mi amiga amada, nos ven la cara a todos y es como: Pasen rápido.

Me quedó clarísimo que podían oler el perfume de MJ en nuestras ropas. Seguro pensaron:

a) Son banda.
b) Son clientes.

Claro que al día siguiente, headlines everywhere: BALACERA TEC. Y yo así de… Seriously, a qué hora? Busco la hora y es como, diez minutos después de que nos dejaron cruzar. Bueno, desde ese día yo me declaro mil fan de los sicarios y de los cárteles y de la madre. Evidentemente son mejores personas que cualquiera en el gobierno.

Side Note: Con respecto a la Balacera Tec y todo el show alrededor de, me reservo mis comentarios. Mostly porque nadie en esa universidad estaría complacido con ellos. And I want some friends after all.

Total que el concierto de David Guetta fue una mamada, as in MIERDA. El warm up lo hizo un gatito que no sabía ni subirle el pinche volumen a las bocinas porque sólo él con sus audífonos se veía prendido. Y después, cuando alguien de la producción lo hizo por él, everybody just wished he hadn’t. Ni remixeó, ni prendió, ni nada. Sólo se agarró poniéndole random beats para destrozar el disco Alive 2007 de Daft Punk. Ofensa total.

Guetta fue un asco, tocó chido la primera hora, mostly because Mary Jane was there again, pero después valió verga. Y no sólo por su hora y media de remixes de los Red Hot Chili Peppers (seriously, shit was NOT cash). Oh noes! A la bola de gatos – léase “gatos” como sinónimo de “everyone else but me” – se les quemaba el orto por comenzar a arrojar las cheves a los demás. Ay Dios mío. Ése es el pinche problema de ir a conciertos comerciales: Cualquier criado con una tarjeta puede pasar y cagar encima a todo mundo.

Total, después de mi paseo, tuve que volver a México lindo y querido a seguirle dando a la fiesta porque estaba invitadísimo a la Feria del Caballo de Texcoco. Yeah, I know, what the fuck was I doing there, huh? Yo también me lo pregunté mucho, antes de ir, durante y después. Pero la neta me la pasé con mega madre. Ya después de echar el bailongo con toda la raza ya era casi reflejo caminar de ladito y todo. Muy buena, tiene mi sello de peda de calidad.

Total que Semana Santa ya venía y me iba en mode amoureux a Guadalajara unos días. It was fun, lo confieso, presiento que mon Jules ya domina perfectamente la técnica para empedarme durísimo y que además lo disfruta, pero OK, I loved it. Yeah, hasta que mi abuela decidió morir en pleno Sábado de Gloria. The irony of it all was killing me.

Antes de que piensen que esto es otro caso de BAAAWWbulance, sólo era mi abuela por título, we had no relationship whatsoever. Ni hablar, he tenido que viajar a Ensenada para pretender, porque recuerden que las apariencias lo son todo! Y quien diga lo contrario es porque está bien pinche fe@, PUNTO.

Oh God, que todo ha sido terrible ahí. Los días más largos de mi vida los he pasado en plena frontera y sin pasaporte para cruzarme con la excusa perfecta del Therapy Shopping: “Ay Pa, es que estoy tan dolido, oh so terribly sad, que apenas y unos días en California para hittear todas las boutiques podrían levantarme un poco el ánimo”. Ahem, yeah, right.

Horror que en una de esas estaba encerrado en un cuarto mourning escondiéndome de tanta pendejada y de repente siento que se me mueve el piso. Primer pensamiento en mente: Ah, chingááááá, si ni que anduviera pedo, tú! El terror máximo al darme cuenta que estaba temblando (recordarán los 666 sismos de Mexicali, espero), bricks were shat. Y por si todavía faltaba uno, apenas entré a la iglesia comenzó a temblar de nuevo – lo he tomado como una señal.

Yet another Side Note: Qué pedo con los funerales cristianos? No superaré jamás al pinche pastor pocho y sus speeches que lejos de tranquilizar a las personas eran una trolleada enorme, ejemplo: Hoy tembló y le dije al Señor, “Vamos, Señor, llévame, yo también me quiero morir para ir a Tu lado!”. Don’t make me slap you, bitch. Estás en un puto funeral, no en alguna de tus reuniones de conversión masivas, pinche pendejo.

Concluyo así, que definitivamente alguien up there me quiere muerto, porque, si todavía tenía dudas, todas desaparecieron en el momento en que las turbulencias sacudieron el avión de regreso. Yo les juro que pinche Capitán Planeta me quiere coger! Ah, que no me creen, veamos, en el orden en que recuerdo iba la cancioncita:

Tierra: Los 20 mil temblores de Mexicali.
Viento: Las turbulencias.
Fuego: Something will show up soon, I foresee it.
Agua: Las lluvias que me han dejado sin luz por días.
Corazón: Mis lazos de bondad nunca han funcionado, who am I kidding?

Que se folle el Capitán Planeta, bring it on, bitch. Te estaré esperando.

Después, fue el cierre del semestre: Yo sólo puedo decir que hay un Dios que sabe lo que nos hizo el Memín Lira and will fucking rape him in the ass por culero dos caras.

Finalmente, fue la boda de mis padres – o sea la Boda de Plata, de bastardo sólo tengo la actitud, no la concepción, my dears. Estuvo buenísima, me divertí muchísimo. Y ya para cerrar con mis pedas épicas (todo en este post es alcohol, hasta siento que me empedo de sólo leerlo), confieso que fui al Vive Grupero. Y por supuesto que yo juraba que vería a todos, even if, no conocía a ninguno, pero nel. La peda me agarró en el primer vaso y de ahí sólo recuerdo el suelo y los baños.

Por cierto, tengo gastrointeritis ahora. Gracias OCESA, por tu comida de calidad en este tipo de eventos. Suck my dick now. No volveré a envidiar los mad fasting skills de Lindsay Lohan, lo juro.

Hermanos (juraaaaan), yo creo en el Karma y estoy consciente de que todo lo que haga terrible en este mundo (which is nothing, porque soy perfecto) se paga eventualmente, but seriously…

Cómo coño le hago para pararlo un rato?

Leave a Reply

Your email address will not be published.