Escape From The Island

Ahora entiendo porqué quieren huir.

Todo lo que debo decir es: Sobreviví a la isla! Eso sí, no sin que un pensamiento cruzara mi linda cabecita: No le deseo Cuba a nadie, ni siquiera a mi peor enemigo. Bueno, tal vez a todos los cubanos y a Brindisi porque God knows birds of the same feathers must fly together.

La odisea comenzó en el aeropuerto, o sea imaginen que para entrar a esa isla infernal necesitas más documentos y permisos que para asistir a misa con el Papa. Tipo como si estuviese mil interesante, ya saben no? Pues así, estoy formado para hacer el boarding y un pinche cubano liendroso pasa gritando “Primera clase, primera clase!” y así me empuja y se mete a la fila no? Y yo bien emputado, “Sí, primera clase pero en tu puta balsa!” y después, el horror! El wey se quita los audífonos y por Dios que casi me putea! OMG OMG OMG! Y digo casi porque los de vigilancia notaron la tensión y me dejaron pasar fast & quick que sino…

El avión iba PLAGADO de cubanos, ya saben como preámbulo a mi trágico destino y entonces! “Estimados pasajeros, los rociaremos con insecticida” WTF! O seaaaaa, con insecticida deberían bañarnos después de salir de ahí, no antes? I mean, lo más que alguien de ese avión podía llevar era herpes, pero en Cuba todavía existe el ébola, gente, qué coño estaban pensando?

Yo ya estaba listísimo con mi outfit súper combinado para caminar las calles (if there were any) haciendo actos humanitarios tipo Lady Di pero con el glamour Hollywood de Grace Kelly (let’s avoid the fact that they both died in car accidents). Obvio al llegar ahí me imaginaba algo tipo la Isla del Dr. Moreau meets Survivor, ya saben? Y en eso mi concepto se convirtió en algo mega Temptation Island. Fuck! Es que había un putero de cubanos pero por cada dos negritos había cinco europeos buenísimos! Jajaja! Sí sí sí, definitivamente ese hecho me impactó más que descubrir que tenían luz eléctrica, fue como when you wish upon a star: Mágico!

On a second thought, me impactó más que descubrir que sí entienden el español. Eso lo digo porque hasta antes de ver a los europeos, me subí al taxi y para dar direcciones decía la única palabra que me sé en cubano: Azúuuuucar! Para pedir la cuenta, Azúuuuucar! Para decirle al bellboy que subiera mis maletas, todos a la de tres: 1… 2… 3… Azúuuuucar! Jajajajaja ahora comprendo lo pendejo que debí haberme visto gritándolo por las calles jajajaja!

Y ya empezamos a talonear las calles, mi papá viendo los edificios, mi hermana, mi mamá y yo viendo a los europeos y en el in between repeliendo a toda la gente que nos pedía dinero, ropa, dulces, revistas y así no? Pues ya estábamos hasta la madre de eso porque una cosa es que fuese en plan U.N. Embassador y otra que fuese regalando mi ropa de diseñador. Let’s face it, la caridad sólo puede llegar a tanto. Y entonces ya cualquiera que se nos acercaba le decíamos “No” o “Up yours!” o lo que sea que se nos ocurriera primero… y pareció funcionar, por un tiempo. *creepy music*

Se nos acerca una vieja arribista y mi mamá le dice que no y se aleja y la puta esta “Por qué son así?! Qué creen que todos nos acercamos a pedir dinero y cosas?!” y una caguiza de como cinco minutos en medio de la calle así horrible! Y mi mami toda cohibida pidiéndole perdón y así y yo con el eye-rolling de ida y de regreso. Pues nos dice “Me compra un litro de leche?” FATALITY! O sea LO BUENO es que NO quería nada la méndiga. Y mi mamá en la pendeja, “Pregúntele a mi esposo” y mi papá también diciéndole que no pero la cabrona insistente no? Entonces nos metemos a una tienda y le prohiben el paso a la cubana, precisamente por ser cubana. If only Mexico worked that way… *sighs*

Pues cuando salimos media hora después, guess what? SHE WAS THERE! Se acerca y le dice mi mamá que no y ya adiós y de repente escuchamos “Qué mierda son los mexicanos!” y mi mamá que ya le están llegando los calores de la tercera edad y el torrente hormonal se le satura en los peores momentos posibles se voltea y le grita “Pero no unos muertos de hambre!” *collective gasp* y TODA la calle ATASCADA de cubanos, vértigo! Pensé que nos iban a quemar vivos para después comernos, ya saben para variarle al arroz y los frijoles.

Yo ya estaba listo para gritar “Por el Poder del Prisma Lunar” pero aparentemente no les molestó mucho. I mean, it’s the truth and they know it. Sí sí, quien les diga que los cubanos son cálidos y agradables mándenlo al orto, they’re not! A menos que quieran salir de la isla, pero no se dejen engañar, no nos quieren, NOS NECESITAN.

En otras cosas, en el camión de regreso una argentina acabó con mi mundo en cuatro simples preguntas. Verán, le empezó a hacer la plática al chofer y por los clavos de Cristo! Qué acaso en Argentina no hay televisión, periódicos o escuelas? No cabe en mí como hay gente tan pendeja! Lean y juzguen:

Boluda: Cuánto gana?
Now now, how do we make this trip more uncomfortable?
Chofer: 45 CUCs.
Los CUCs son la moneda turista en la islita y básicamente está a la par del euro. WTF!
B: Pero eso es mucho!
Yeah asshole, disregard the fact that it’s a monthly salary and he has a family.
C: *silence*
B: Qué hace con tanta plata?
Ahem… sobrevivir, mantener a su familia, comer arroz y frijoles a diario? I’m just guessing here.
C: *silence AGAIN*
B: Y usted no viaja?
*faints*
C: Señora es que con eso no alcanza para viajar aquí.
B: Ni siquiera a España?

FATALITY! A ver mija, OBVIAMENTE si no le alcanza para pagar un pasaje de autobús de una provincia a otra, OLVÍDATE de que pueda salir a España. Además, criaturita del Señor no sé en qué puto lugar cursaste tus estudios o si ese es el nivel promedio de IQ argentino (las enormes tetas de Sabrina respaldan esta última teoría) pero si los cubanos pudiesen salir de su hoyo en el infierno NO VOLVERÍAN a él.

Sí, ahora me doy cuenta que aún después del castigo divino por la construcción de la torre de Babel quedan vestigios de ese lenguaje universal: Las mamadas.

Pero lo peor fue que después de que se bajó esta mujer, con su esposo pidiendo disculpas por su estupidez, el chofer empezó a berrear por su triste vida bajo el régimen de Fidel Castro. Dude! What the Fuck are you crying for? OK, ganas 45 euros al mes PERO las medicinas NO te cuestan, NO pagas renta, NO pagas agua o luz, la educación hasta la universidad es GRATIS, NADIE en su puto país de mierda pasa hambre y 128902 cosas más que no ven sólo por querer comprar chicles y conocer el Wal-Mart. No mamen!

En conclusión, don’t ever set a foot on that fucking place! La neta no vale la pena! Si quieres unas playas cool y así, lo mismo puedes ir a Bahamas o a Cancún. Si quieres cogerte con todos los europeos, mejor te vas a Europa. Si quieres comer arroz y frijoles (who knows why but whatever) compras tus paquetitos Knorr Suiza en el súper.

En otras cosas, iba manejando con mi hermana por ahí y obvio andaba sin bañarme porque de vez en cuando un poco de grasita es buena para el cuerpo y un wey pasa caminando así a mi lado y se me quedó viendo horrible! Eso dio pie a una de mis mejores frases en este mes de julio, BEHOLD: Él me vio feo porque traía un gallo (en el pelo, gente, en el pelo), yo lo vi más feo porque iba a pie. Amén. Jajajajajaja! Sí, porque yo iba en mi carro último modelo súper fresco y él taloneando hasta la parada de autobús. Take that fucker!

Y sí, después de nueve días ahí, sobreviví! Porque Dios sabe que either podía morir por los 38 grados a la sombra o porque no había liberado a Willy desde hacía diez días. OMG OMG OMG! Por un momento pensé que se había muerto en el estanque jajajaja! Ay no no no no, shiny star al que comprenda eso. Sí sí, porque una cosa es que sea fácil y otra muy distinta es que no sea higiénico y yo selecciono MUY BIEN en donde me ando sentando, sean hombres o sanitarios.

Además de toda la situación con Willy, regresé feliz porque subí tres kilos en esos días. Sí, repito, feliz porque yo, súper previsor vomité cinco antes de irme entonces me fui de 55 y regresé de 58 o sea que realmente bajé dos kilos. OMG, aren’t I amusing? Pero sí, gente. Para los que desearon que me robaran el pasaporte y me quedara ahí para siempre…

Life’s a bitch.

Leave a Reply

Your email address will not be published.