Taking Over Europe

Iniciando con el pie izquierdo.

Hmmm, pensé que iba a tardar más en actualizar… Joder, lo que hace la soledad, ja! Bueno, antes que nada, debo comentarles, mencionarles, decirles, contarles, etc., que he dejado de aterrorizar a México para pasar a un mercado más grande: Europa.

Y joder que casi no la hago! Onda mi vuelo tenía conexión no? Pues primero volaba a Amsterdam e inmediatamente después a París. Well, shit happens, babes! Tipo así, las nueve horas de vuelo despierto porque yo, que soy súper chic, mega lacio y un toque alegre y appealing de nouveau riche (como Christian Dior en la era Galliano, no como Huicho Domínguez), OBVIO no podía quedarme todo el vuelo callado! O sea, me hice intimísimo de la chava de al lado y bueno, de qué no chismeamos! De hombres, drogas, Britney Spears, Fabiruchis (oops!), la vida, la peda, etc. Súper cool, ya saben. Y además me puse tremendo tapón con pura Heineken, OMG! O sea, yo bien propio no quería tirarme al pedo porque iba a Amsterdam… I mean, por qué llegar pasadísimo, cuando podía pasarme ahí y con mejores sustancias?

Mauuu! siempre con las mejores reflexiones, yo lo sé, yo lo sé. Anyhow, ya bajé en Amsterdam y me voy a mi conexión y ya listísimo para París. Para el abordaje se tardaron como media hora y yo, “Puta madre, me lleva la chingada, qué coño pasa?!” y en eso, así, todo el club exclusivísimo de los Centenarios subiéndose al avión. Y cuando digo ‘Centenarios’ no es porque tengan una joda de esas monedas de colección que cuestan como 100 euros cada una, NO! Lo digo porque todos tenían al menos 100 años! Total que con ellos venía un wey en silla de ruedas y verga con mi puta suerte que se va a sentar en mi fila. I WAS TRAPPED, FUCK!

Entonces yo, contra la ventana onda damisela en peligro, saqué mi iPod y dije “A la verga, yo aquí me duermo!” y me acomodé y ya había comenzado a avanzar el avión y yo ya jetón, babeando y demás no? Y de repente, VÉRTIGO! Así, justo antes del take off se frena horrible y todos así con el crucifijo en la mano, en la angustia total… Bueno, yo la verdad pensé que ya habíamos llegado a París porque estaba totalmente ido y me asomo a la ventana y así… “Hmmm, a poco ya llegamos tan pronto?” y en eso así el piloto dijo algo en holandés que EVIDENTEMENTE NO ENTENDÍ, porque la única frase en holandés que conozco es: Tengamos sexo en la cocina. Y debo admitir que me ha abierto la puerta (y las piernas) en muchos lados… pero ese no es el punto. Así, una de las viejillas le explica al wey este inválido o simplemente viejo… or both: Il y a eu un problème, on va changer d’avion. Y yo… “Hmmm, problema as in…?” y en eso, Dior me habló.

OK, no fue Dior, pero con el timing del piloto tan perfecto para responder mi pregunta, me sentí más cerca del cielo. Total ya nos explica que una de las turbinas estaba fallando y que debíamos sailr del avión y A VER si nos podían cambiar el vuelo para ese día o sino nos jodíamos y debíamos pasar una noche ahí. Y yo, totalmente en shock, porque déjense que el avión explote a medio vuelo, no, eso no hay pedo, si Petra Namcova sobrevivió al tsunami yo fácil salía ileso, PERO… Mi guardarropa! No mames! Si llevaba dos maletas de como 26 kilos cada una, llenas de mis outfits más chics y fabulosos – porque claramente tengo más ropa, pero es de temporadas pasadas… por Lacroix de Christian (seguro nadie comprendió esto… *sighs*), TERROR EN EL CIELO literal!

Para los que siguen en suspenso sobre lo que sucedió después: Obviamente no explotó el avión… o al menos no conmigo adentro. Total, llegué a París horas después. Compré los boletos del metro y… no pasaron. O sea, pagué 13 putos euros para tomar un pinche metro asqueroso lleno de carteristas (a una chava le robaron su cartera más rápido de lo que me convencen de hacer un film amateur) y no pasó mi pinche boleto! O sea, terminé saltándome como puto reo, no jodan! Ahh! Y déjense de la saltada porque estoy en forma y además peso 55kg, súper aerodinámico. Ajá. Pero llevaba un backpack de 23 kilos y una maleta de 25 kg y ADEMÁS, una mochila con el Mauuu!’s Survival Kit – laptop, celular, cámara, un cuaderno, iPod, tarjetas, condones, etc. – y como 7 kilos de ropa puesta (chamarra, ropa térmica, sudadera, pants, jeans, botas, bufanda, gorro, guantes…

Somehow I made it. Tomé el tren al centro de París pero aún no sucedía lo peor. Oh no! Debía tomar como… siete líneas distintas para llegar al hotel. Y si ustedes creían que los putos franceses son muy caballerosos y serviciales y así… NO! Puta madre, si son de lo más culeros. Además, pinches estaciones del metro, no mamen me sentía en Harlem! PLAGADAS – as in plaga – DE NEGROS. Y ya todo siscado por la vida por la chava esta que había perdido su cartera, bueno, estaba tembloroso. Porque yo tenía mucho más que perder, más importante que mi ropa, mi Survival Kit, etc.: MI VIRGINIDAD. Jajajajajajajajaja! OK, basta con la risa. Teóricamente soy virgen, saben? I mean, con cada hombre nuevo en mi vida hay una primera vez… Pero obviamente, de los incontables hombres de mi vida a un gang bang de negros… Está como nacer en Mónaco y criarse en Baghdad. Total, subí, bajé, grité, corrí, lloré y así con tantas putas escaleras pero eventualmente llegué!

Pero lo peor de toda esta experiencia fue ayer en el tren! O sea me subí y me llegó un olorcín especial, saben? Quienes creen que la fragancia ícono de París es Chanel No. 5, están viviendo una mentira. No no! Si aquí la fragancia más popular es “Européen”. Si se preguntan de qué firma es, no podría asegurarlo PERO si se dejan de bañar como un mes seguro que misteriosamente la consiguen. Verga, qué odor! Yo ya estaba dopado, peor que con ácidos! Yo sé que la feromona es importante para la reproducción y delinear el territorio y la chingada pero todo el pinche metro estaba atascado de machos alfa, joder, estaba que me moría!

Sí, sí, sí parecía que todos eran cosecha del ’97 o más! En verdad estaba muy cabrona la fermentación. Y temo por mi vida porque en todos lados hay como central heating pero obviamente está cerrado todo y yo ya ando lagrimeando horrible y si abro la puerta o la ventana con el pinche frío se me paraliza la cara tipo Nicole Kidman en los Oscars del 2003… y sin bótox, que está más jodido aún! Es una prueba de fe!

But I made it. I’m alive and optimistic… sort of. Ya estoy en mi cuartito de 2×2 instaladísimo, ya tuve mis primeros attempts a un buen desayuno con una estufa eléctrica más vieja que Cher, ya tengo internet gracias a Dior, ya conocí a la maldita bastarda del horario (lo sabía: Árabe e insufrible.), ya viene la Fashion Week de menswear, ya comenzó a circular “El Mauuu! nuestro de cada Día” Newsletter con footage exclusivo y behind-the-scenes (para quienes quieran suscribirse, déjenme su e-mail o envíenme uno a maurice_valmont@hotmail.com), pero sobretodo…

Ya encontré las boutiques de alta moda.

*En horario francés, assholes! Resten siete horas… *rolls eyes* Por cierto, no se olviden de la Poll 2008, voten! Si ya votaron, háganlo de nuevo! Total, si los muertos votan en México, porque no habrán de votar dos veces los vivos…

Leave a Reply

Your email address will not be published.