Camino A La Perdición

Haciéndome amigo de los colonizadores.

Joder! Que llevo semanas queriendo actualizar y no he podido porque la vida se me ha atravesado pero ahora estoy demasiado encoñado, porque, para no perder la costumbre, mi cumpleaños ha iniciado con el pie izquierdo, y no tengo a nadie con quien desahogarme, entonces… sí, actualizaré.

Pues verán, en Febrero, que fue cuando dejé de actualizar, claramente, no sucedió mucho, saben? O sea, OK, sí sucedió mucho pero ha sido ya tanto que escasamente recuerdo. Lo que sí sé, y por más que trato de olvidarlo nada más no puedo, es que desde que llegué al puto pueblo al que orgullosamente llamo “hogar” he aumentado OCHO KILOS. Joder! Que casi me cago porque realmente he comido muy, muy, muy, muy, muy mierda como para haberlos subido y no bajado! Y justo después de eso llegaron a decirme que la fiesta comenzaba ya y descorché mi botellita de vino y… that’s where I realized it all.

PUTA MADRE! He subido OCHO KILOS en alcohol! O sea que no importa que me la pase vomitando y laxando y además tomando like sólo agua todo el día porque llega la noche y voy y me bebo un litro de vino más lo que el mundo me envíe, qué putada! Y lo peor, lo peor, lo peor, a falta de tacos para bajar la peda, ni modo, te aguantas y te sales a buscar kebabs y patatas fritas. Hablando de eso… Oh, Dior mío, comienzo a recordar!

En una de las mil fiestas en las que he salido en estados poco convenientes, me regresé con los españoles Raúl y Pablo a las 05h en busca de kebabs. Claramente no había nada de eso porque los locales “nocturnos” cierran a las 22h. En fin, después de dar el rol con la peda de mi vida (hasta ese momento) decidimos regresar a nuestro pequeño monte. Total que estuvimos OTRA media hora buscando el mirador del monte, no porque estuviese cool, no porque hubiese un after party, no, no, no. Lo buscábamos porque los españoles querían mear al aire libre con una vista placentera, muy onda “I’m the king of the world”.

Total, en unas horas teníamos clases, ni de pedo fui. Error, porque estoy en un grupo con dos franceses intensos, uno responsable el otro no, pero igual los dos intensos, una argentina algo iletrada en esto de enviar e-mails, un wey de la Ibero (enough’s been said), una de Monterrey que tampoco tiene como mucha idea del mundo y yo. Pues faltamos todos, menos los franceses y la argentina. Hostia! Que según cuentan, llegó el profesor, vio al equipo mermado y dijo algo como: Esos mexicanos, siempre vienen en plan desmadre, todo les vale pito, ya me tienen hasta el huevo! (Y a los franceses les dice) Si no han trabajado, díganmelo y yo veré que se vea reflejado en sus calificaciones, pobrecitos de ustedes, la mamada, Shakira Shakira, el mundo y así.

Bueno, como si no fuese ya malo que ese pendejo hubiera dicho eso, el francés QUE NO HACE NADA agarra y comienza a opinar que debería de sacarnos porque nosotros no hacemos nada. Y cuando me enteré, tipo… PERDÓN? O sea, una cosa es que efectivamente me la pase de fiesta, y otra muy distinta que no haya hecho nada, imbécil. Porque además, mi parte del trabajo, que estaba perfecta, el otro cabrón por querer sobresalir la cambió like, TODA, y sacamos 1 de 5. Failure total.

Pero bueno, en mi dolor, en mi angustia, en la vida que me estaba matando en esos momentos, salí y me ahogué otra vez. De que literal tuvimos que llegar a casa de mi madre María para esperar a que comenzara el servicio de autobuses y poder subir a nuestro pequeño cerro una vez más, porque ni de pedo me lo subo caminando, joder, que llevaba zapatos altos! Pues hasta las 06h10 nos quedamos ahí, chismeando, tratando de no morir en la peda, y al bajarnos del autobús, como nos deja a más o menos un kilometro de las residencias, algún ingenuo grita, “Carrera a Ango!” y ahí voy yo corriendo entre los árboles, el lodo, el pasto, los autos, etc. para llegar primero a Ango. Éxito, obvio!

Después, recuerdo perfecto que fue el cumpleaños de Lidia, lo celebramos en casa de Malu, le regalaron un juego para empedarse fácilmente y dijimos, por qué no? Estrénalo! La Mojito Night fue un éxito total, salí en estado convaleciente, de nuevo, increíble!

Después el cumpleaños de otra española, Angelita! Nos hemos disfrazado todos porque a saber que era fiesta de disfraces totalmente española (me included). Total que asistieron desde mucamas calientes hasta Carla Bruni, todo súper chic, mega lacio, yo me disfracé who knows de qué, pero me he pintado todo el cuerpo y… TERROR! Porque, OK, sí, muy cool irse al antro disfrazado, muy cool que nos dejen pasar gratis y además nos den bebidas gratis por el simple hecho de ir disfrazados, muy cool que nos regalaran cosas del antro, muy cool tener una competencia de Tektonik con los franceses, muy cool irse al otro antro y ser la sensación de todos ahí, sí, sí, sí, muy cool. PERO a que no estuvo nada cool llegar a las 06h a ducharte por una hora para medio quitarte la pintura del cuerpo. Y además que con los cuernos me he arrancado un mechón de pelo! Never again, I pinky-swear on my non existent virginity!

Trato de pensar en más… El 14 de febrero, a falta de buenas propuestas, salimos a cenar y los pendejos tipo hicimos reservación para como 20 y resulta que no la anotaron y llegamos y nos pusieron cara de orto y tuvimos un pequeño intercambio de palabras porque resulta que a nosotros nos dijeron que sí habían anotado la reservación, y ellos decían que a la hora a la que hablamos estaba el local cerrado, pero les enseñamos que habíamos hablado por más de 15 minutos con “alguien” y ellos… eeerr, sí, esteee… no sabemos quién fue, de-so-lé! Último recurso: McDonalds. *faints*

Después, me fui a España y Portugal de viaje. El horror de mi vida. Fui con una compañía tan selecta, tan selecta, pero en verdad, tan fucking selecta que nada más no puedo expresarlo todo en este post… Joder, sí puedo, pero debo estudiar, así que… uploadearé esta parte y después, cuando termine de hacer eso, if I ever do, escribiré la siguiente. Si les parece, bien, sino…

I don’t care anyway!

En el siguiente post: Terror en España, en Portugal, en Amsterdam, madre mía! Y… porqué sabía que mi cumpleaños sería una mierda!

Leave a Reply

Your email address will not be published.