Like A Boss

Para culeras, culera y medía.

Me la paso trabajando como prostituta vietnamita de 14 años en los 50’s. Neta. Y al menos si trabajara en lo mismo no me quejaría tanto. Aquí en mi empresa todas son violaciones psicológicas – sí, de ésas que te ahorran el orgasmo.

Goeeis, tipo de que estoy muy ocupado siendo el CEO de una empresa multinacional como para venir a contarles lo cool que es mi vida y así.

Pues en estos meses de mierdera grandiosa experiencia laboral he aprendido mucho de mi vida y de la gente alrededor – y el hecho de que no quiero a esa gente a mi alrededor constituye en sí la base del aprendizaje. En una gran muestra de misericordia divina, me he hecho tan hijo de puta tan popular, tan amado y respetado que puedo hacer lo que quiera. Oh sí, para las dos personas que me leen desde que creé mi blog hace siete años, preocúpense cuando les digo que ahora sí soy un hijo de puta.

Goeeis, pero es que cómo chingados esperan que seas una persona decente cuando estás trabajando con pura maldita sirvienta de Cuautitlán o Naucalpan? Tipo cuando yo vi que el nombre de la empresa estaba en inglés y así, pensé que estaba lleno de gente bien. Neta. De que llevaba mis Burberry, mis Dolce & Gabbana, mis Gucci, mis [insertar marca que requiera de un pasaporte vigente para poder comprarse], etc… y después me enteré de que la mitad de la empresa no conocía el mar.

Pues claramente valió madre mi sueño semi Godínez de hacer amigos en el trabajo y empedar con ellos diario. Ah, pero no contaba con que ellos ya tenían la peda organizada desde hacía semanas.

Pues por qué no, aprovechando la reorganización jerárquica, decidieron hacer una peda de albañiles reunión laboral en el departamento de uno de ellos a la que todos (incluído yo) debíamos ir porque habría Bacardí y tacos de canasta una plática sobre la repartición de cuentas. Ya sé que ustedes no comprenden por qué me indigna eso, pero es que cuando a mí me invitan a comer, me llevan a lugares con cubiertos, no a cualquier pinche semáforo.

Pues obviamente opté por sordearme porque el sueldo que me pagan no es suficiente para aguantarlos fuera de la oficina ya tenía planes. Pues les valió madre. En un acto digno de una gang bang un equipo comprometido y bien integrado, me subieron a un coche y me llevaron a casa de la chingada.

Pues mi jefa (la que nunca me había hablado) se sentó a mi lado y me contó todo de su vida mega de hueva y después finaliza informándome que estaba divorciada. Bitch, like I already knew that you weren’t getting any. No había necesidad de aclarármelo, tipo y así.

Pues todo iba de la chingada normal hasta que la muy fea de la oficina, a la que llamaré Fiona (porque Shrek tiene pito y todavía no me consta que ella tenga), comenzó a hablar de cuánto le gustaba el foreplay. DoNotWant.jpg No pinches mames, vieja puerca, ya me cuesta mucho, mucho, MUCHO trabajo verle la jeta diario y no vomitarme para además imaginarla teniendo sexo. Neta qué pinche asco. Si yo fuera su puta madre seguiría tomándome la píldora del día siguiente a ver si todavía puedo abortarla.

Después me fui a la playa unos días para relajarme de la vida oficinista y cuando regresé ya habían despedido a mi única amiga por trollear a los pendejos del Departamento de Soporte. ForeverAlone.jpg

Resulta que el pendejo de Soporte hizo mal las cosas, como ya es típico de ellos, y los de mi departamento debemos pagar su déficit de certificado de primaria haciendo todo de nuevo. Pinche mamada. Pues mi amiga se encabronó y le mandó un mail diciéndole que si este wey hiciera las cosas bien desde el primer día, no habrían tenido que rehacer el mismo pinche reporte por dos semanas seguidas. Pues su jefe salió a cagarla por decirle eso pero claramente su jefe es un pendejo. De qué otra pinche forma planean hacer que los de Soporte entiendan que la están cagando?

Pues entonces, mi amiga en troll mode total le envía un mail con toda la empresa copiada para pedirle perdón. El mail fue así:

Querido [Insertar nombre del pendejo de Soporte],

Te quiero pedir una disculpa por haberte hablado así. Entiendo que estés harto de hacer esto, yo también. Quiero ser tu mejor amiguis en la empresa, me perdonas?

[Insertar imagen enorme de los Ositos Cariñositos con texto en glitter “BFFs Forever”]

Great troll or greatest troll ever?

Obviamente la iban a correr. Pero es que estoy seguro que ni siquiera los hijos cuyos padres son primos hermanos son tan pendejos. En verdad es un pinche abuso. Yo ya me peleé con esos pendejos mil veces porque hacen las cosas mal y como ya están acostumbrados a que nosotros las corrijamos, les vale madre. Ah, pero un pendejo en cuestión no sabía con quién se iba a topar.

FIGHT 1: De que le envío un documento con instrucciones muy específicas de qué hacer y cómo hacerlo (porque sino tampoco entienden según ellos) y una de las instrucciones era sacar un puto promedio (que era el eje para todo el cálculo). Ah, pues por qué no como el título del apartado decía “Norma” y no “Promedio”, aún cuando estaba perfectamente claro en las instrucciones, decidió no hacerlo. Así de huevos, nada más por el pinche título.

Ah, pero más grandes eran mis huevos que cuando me lo envió le dije “Está mal, tienes que hacer esto y lo necesito pronto”. Pues me la empezó a armar de pedo porque ésa no era su chamba y que debía hacerlo yo y que podría haberme ayudado si hubiera estado especificado. Y ahí me encabroné. *Brace for Impact*

Le dije: Claro que es tu trabajo, te lo especifiqué en las instrucciones y solamente tienes que sumar X, Y y Z y dividir entre tres. Sacar una norma no es tu chamba, pero sacar un promedio sí, y eso es un promedio. Así que por favor, cuento contigo para que me lo hagas.

Y la neta yo podría haber hecho ese pinche promedio sin problemas, pero la actitud de este descendiente directo de El Pipila ya me había tronado los huevos. Para hijos de puta, yo me llevo el título y sin proponérmelo.

FIGHT 2: Me envió de nuevo el documento con el promedio calculado y ya lo empiezo a revisar y veo que sólo calculó el promedio pero no recalculó todo el documento con ese promedio. Pues se lo regresé de nuevo y me dice el pinche simio que ya es mucho trabajo y que no he sido específico y que tiene más cosas que hacer y que no me lo hará hoy. Y me cagué.

Le dije: Entiendo que tienes muchas otras cosas que hacer, yo también y no puedo hacer ninguna de ellas porque estoy perdiendo el tiempo contigo. Espero que entiendas que si no me voy yo, tú tampoco te vas a ir. Así que mejor, apúrate.

Pues me lo volvió a hacer ya emputadísimo el wey. Se tardó como dos horas y cuando ve que ya son 17h45, me manda un mail diciéndome que ya estaba y que esperaba mis comentarios mañana. Huevos, el cabrón se daba a la fuga!

FATALITY: Agarro en chinga el teléfono, le marco a su jefe y le pregunto que en dónde está este pendejo. El jefe me dice que ya apagó su computadora y se fue. Pues le digo que lo detenga porque apenas me envió un documento y que no está bien. Pues ya me lo pasa por teléfono y le digo que me espere 10 minutos para ver que ya esté bien todo el documento. Lo reviso en chinga y por supuesto que todo estaba mal hecho.

Le dije: Sabes qué? Tienes que volver a prender tu computadora porque están mal varias cosas.

Ya como a las 20h, estaba todo bien pero como me hizo perder 5 horas revisando sus pendejadas le dije que todo estaba mal hecho y que tenía que volver a hacer todo y yo me fui a mi casa a dormir. El cabrón renunció al día siguiente. Epic Win.

No le deseo a nadie trabajar conmigo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.